lainformacion.comJuegos y hobbies

Practicopedia > Categorías > Juegos y hobbies > Videojuegos > Cómo jugar a Dark Souls

Cómo jugar a Dark Souls

Aprende técnicas para superar los nuevos desafíos en esta aventura épica

Los trucos más útiles para jugar a Dark Soul. VIDEO: Practicopedia

21/10/2011 por: Practicopedia

Descubre el RPG de acción más desafiante para PS3 y Xbox 360. Disfruta de este gigantesco mundo abierto plagado de tesoros, trampas y criaturas imposibles.

  1. 1 Las almas, lo más importante.

    Si buscas nuevos desafíos has encontrado el videojuego perfecto para complacerte. El primer pilar de Dark Souls son las almas. Estas sirven para subir de nivel, comprar armas o mejorar las que ya tienes. Son la única moneda que hay en el juego y se convertirán en tu principal obsesión. Si mueres, las pierdes todas.

    En el lugar donde caes aparece un charco con tus almas, si consigues llegar hasta allí las puedes recuperar. Sin embargo, si mueres por el camino aparecerá un nuevo charco sustituyendo al anterior y perderás las primeras. En otras palabras: en pocos segundos puedes perder el progreso de una hora.

    Para evitarlo, especialmente cuando hay mucho en juego, ve a por ellas. Esta es una regla de oro porque lo más importante aquí son las almas. Si te pones a luchar, aumentan las posibilidades de que pase algo y termines muriendo así que cuando las tengas en tu poder ya pensarás en cómo salir con vida. Si mueres otra vez, siempre puedes regresar conociendo mejor la situación.

  2. 2 Sistema de combate: cuatro armas a la vez.

    Uno de los aspectos más característicos de Dark Souls es el sistema de combate. Puedes equipar hasta cuatro armas a la vez, dos en la mano izquierda y dos en la derecha. Cada arma cuenta con movimientos especiales, pero todos se ejecutan con los mismos botones.

    Por ejemplo, adelante con el gatillo derecho hace que tu personaje ataque con un salto. Adelante y golpe débil realiza un movimiento evasivo. Si mantienes pulsado el botón de correr y atacas, realizarás una carga.

    Como jugador debes estudiar cada arma, aprender sus movimientos y saber contra qué enemigos son eficaces. Así podrás abrirte paso por el gigantesco mundo de Dark Souls.

  3. 3 Descansa en las hogueras que encontrarás en el laberinto.

    El escenario del juego es un inmenso laberinto plagado de trampas, caminos secretos y criaturas increíbles. Para moverte por él tienes que utilizar las hogueras como campamento. Desde aquí puedes subir de nivel, cambiar tu equipo o aprender hechizos.

  4. 4 La partida se apaga automáticamente.

    Dark Souls es un juego muy exigente, que no es lo mismo que difícil. Si te llaman por teléfono seguro que dejarás saltar el contestador antes que perder tus almas. La partida se guardará automáticamente. Aunque apagues la consola antes de morir, cuando vuelvas te encontrarás con la misma situación.

  5. 5 El juego no te da pistas.

    Otro punto que aumenta la dificultad es que el juego no da pistas de lo que tienes que hacer. Es el jugador el que tiene que ir aprendiendo y evolucionar con su personaje. Esto hace que te sientas un verdadero héroe cuando consigues avanzar, abriéndote paso entre dragones, demonios y criaturas mucho más poderosas que tú.

 

Subido el 21/10/2011 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados

Videos relacionados