lainformacion.comJuegos y hobbies

Practicopedia > Categorías > Juegos y hobbies > Videojuegos > Cómo curar la maldición en Dark Souls

Cómo curar la maldición en Dark Souls

Existen varias formas de recuperarse, pero la más rápida es comprando una piedra purgadora

Al final del camino tendrás que hablar con un sacerdote y pedirle que te cure. VIDEO: Practicopedia.

03/01/2012 por: Practicopedia

Sufrir una maldición puede ser el final de tu aventura. Te enseñamos los trucos para superarla.

  1. 1 Compra una piedra purgadora al mercader.

    La forma más rápida de curarse es comprar una piedra purgadora al mercader no muerto que hay en el pasadizo del santuario de fuego, cerca de la entrada a las profundidades. El problema es que cuesta nada menos que 6.000 almas.

  2. 2 Sigue el camino de las ruinas de Nuevo Londo.

    Probablemente quieras guardar las preciosas almas que tanto has luchado por conseguir. En ese caso puedes optar por la segunda forma de curación, el camino de las ruinas de Nuevo Londo.

    Cuando estés listo, viaja al santuario de fuego y baja las escaleras de la izquierda. Sigue el sendero que rodea la montaña y utiliza el ascensor para llegar a las Ruinas.

    Como estás maldito, no tendrás problemas para atacar a los espectros que vagan por las ruinas. Pero no te confíes, porque son bastante poderosos. Si quieres evitar problemas, cruza corriendo y huye de su abrazo mortal.

  3. 3 Escapa de las ruinas.

    Sube las escaleras y te encontrarás tres fantasmas protegiendo las escaleras. El camino de la izquierda te lleva hasta el atajo del nivel. Cuando hayas bajado la escalera, salta por el barranco de la derecha y avanza entre los pilares. Trepa a lo alto de la escalera y habrás evitado la mayor parte del recorrido.

  4. 4 No hagas caso a los espectros.

    Una vez arriba, empieza a correr y no te detengas. Esta zona es tremendamente difícil, pero si cruzas corriendo podrás evitar cualquier peligro. Gira a la derecha y entra por la puerta de la pared.

    En cuanto entres, comenzarán a salir espectros de todos lados. Olvídate de ellos o caerás fulminado. Sigue corriendo y sube por las escaleras que hay al fondo de la habitación.

  5. 5 Habla con el sacerdote para que te cure.

    El peligro ha pasado, ya puedes respirar. Ve hacia el final del tejado y habla con el sacerdote para que te cure la maldición. Ten en cuenta que la cura cuesta un precio, si no tienes suficiente, abre el inventario y utiliza una piedra de alma.

 

Subido el 03/01/2012 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados

Videos relacionados