lainformacion.comJuegos y hobbies

Practicopedia > Categorías > Juegos y hobbies > Cultura > Los mejores poemas para el Día del Libro

Los mejores poemas para el Día del Libro

Una selección de poesías que homenajean al libro

poemaslibro_0.jpg
El libro ha sido homenajeado en la poesía de muchos escritores de todos los tiempos. FOTO: © M.Carmen Burgos - www.andaluciaimagen.com

23/04/2010 por: Practicopedia

Desde los escritores clásicos hasta los autores contemporáneos; la mayoría de ellos han dedicado parte de su poesía al libro. Aquí te ofrecemos una selección para celebrar por el Día del Libro o Sant Jordi.

  1. 1 'Poemas de los dones', de José Luis Borges.

    Nadie rebaje a lágrima o reproche
    esta declaración de la maestría
    De Dios, que con magnífica ironía
    Me dio a la vez los libros y la noche.

  2. 2 'Libro extraño', de Rubén Darío.

    Libros extraños que halagáis a la mente
    en un lenguaje inaudito y tan raro,
    y de que lo más puro y lo más caro
    hacéis brotar la misteriosa fuente.

  3. 3 'Quisiera que mi libro', de Juan Ramón Jiménez.

    Quisiera que mi libro
    fuese, como es el cielo por la noche,
    todo verdad presente, sin historia.
    Que, como él, se diera en cada instante,
    todo, con todas sus estrellas; sin
    que, niñez, juventud, vejez, quitaran
    ni pusieran encanto a su hermosura inmensa.
    ¡Temblor, relumbre, música
    presentes y totales!
    ¡Temblor, relumbre, música en la frente
    -cielo del corazón- del libro puro!

  4. 4 'Las Comedias', de Calderón de la Barca.

    Discreto amigo es un libro:
    ¡qué a propósito habla
    siempre en lo que quiero yo,
    siempre en lo que yo no quiero…!

  5. 5 'Jardín de invierno', de Pablo Neruda.

    Llega el invierno. Espléndido dictado
    me dan las lentas hojas
    vestidas de silencio y amarillo.

    Soy un libro de nieve,
    una espaciosa mano, una pradera,
    un círculo que espera,
    pertenezco a la tierra y a su invierno.

    Creció el rumor del mundo en el follaje,
    ardió después el trigo constelado
    por flores rojas como quemaduras,
    luego llegó el otoño a establecer
    la escritura del vino:
    todo pasó, fue cielo pasajero
    la copa del estío,
    y se apagó la nube navegante.

    Yo esperé en el balcón tan enlutado,
    como ayer con las yedras de mi infancia,
    que la tierra extendiera
    sus alas en mi amor deshabitado.
    Yo supe que la rosa caería
    y el hueso del durazno transitorio
    volvería a dormir y a germinar:
    y me embriagué con la copa del aire
    hasta que todo el mar se hizo nocturno
    y el arrebol se convirtió en ceniza.

    La tierra vive ahora
    tranquilizando su interrogatorio,
    extendida la piel de su silencio.

    Yo vuelvo a ser ahora
    el taciturno que llegó de lejos
    envuelto en lluvia fría y en campanas:
    debo a la muerte pura de la tierra
    la voluntad de mis gerruinaciones.

  6. 6 'Don Libro está helado', de Gloria Fuertes.

    Estaba el señor don Libro
    Sentadito en su sillón,
    con un ojo pasaba la hoja
    con el otro ve televisión.

    Estaba el señor don Libro
    Aburrido en su sillón,
    Esperando a que viniera... (a leerle)
    Algún pequeño lector.

    Don Libro era un tío sabio,
    que sabía de luna y de sol,
    que sabía de tierras y mares,
    de historias y aves,
    de peces de todo color.

    Estaba el señor don Libro,
    tiritando de frío en su sillón,
    vino un niño, lo cogió en sus manos
    y el libro entró en calor.

  7. 7 'Por fuertes y fronteras', de Luis Alberto de Cuenca.

    Qué sería de mí sin vosotros,
    tiranos y, a la vez, embajadores,
    de la imaginación,
    verdugos del deseo
    y, al mismo tiempo, mensajeros suyos,
    libros llenos de cosas deplorables
    y de cosas sublimes,
    a los que odiar
    o por los que morir.

  8. 8 'A Kempis', de Amado Nervo.

    Ha muchos años que busco el yermo,
    ha muchos años que vivo triste,
    ha muchos años que estoy enfermo,
    ¡y es por el libro que tú escribiste!

    ¡Oh Kempis, antes de leerte amaba
    la luz, las vegas, el mar Océano;
    mas tú dijiste que todo acaba,
    que todo muere, que todo es vano!

    Antes, llevado de mis antojos,
    besé los labios que al beso invitan,
    las rubias trenzas, los grande ojos,
    ¡sin acordarme que se marchitan!

    Mas como afirman doctores graves,
    que tú, maestro, citas y nombras,
    que el hombre pasa como las naves,
    como las nubes, como las sombras...,

    huyo de todo terreno lazo,
    ningún cariño mi mente alegra,
    y con tu libro bajo del brazo
    voy recorriendo la noche negra...

    ¡Oh Kempis, Kempis, asceta yermo,
    pálido asceta, qué mal me hiciste!
    ¡Ha muchos años que estoy enfermo,
    y es por el libro que tú escribiste!

También te puede interesar

Los diez mejores escultores hispanoamericanos

Los diez mejores pintores hispanoamericanos

 

7 Comentarios comentarios

  1. Comentarios
    7
    CHOLO.COM

    22-04-2014 | 11:07:44 h.

    CHOLO.COM

    elbatua@gmail.com

    YO SOY UN ESCRITOR GRADUADO Y ESTOS POEMAS SON ORIBLES RECOMIENDO NO COPIAR.

  2. Comentarios
    6
    RAUL RONCE

    22-04-2014 | 11:04:31 h.

    RAUL RONCE

    elbatua@gmail.com

    NO TIENEN SENTIDO EL POEMA:( MALO BUUUU

  3. Comentarios
    5
    LUIS

    22-04-2014 | 11:02:13 h.

    LUIS

    elbatua@gmail.com

    MALOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO QUE BASURA

  4. Comentarios
    4
    JESUS

    22-04-2014 | 10:59:04 h.

    JESUS

    elbatua@gmail.com

    buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu malo me pusieron 0

  5. Comentarios
    3
    suhey

    20-06-2012 | 12:27:08 h.

    suhey

    me parece arte con palabras, los mejores poemas que he leido, arte, magnifica arte.

  6. Comentarios
    2
    AVELINO POMBO

    10-06-2012 | 06:05:47 h.

    AVELINO POMBO

    Entre lo que acontece y pudo haber acontecido, ¡que delgada frontera la pàgina de un libro¡ Producto de la mente humana, placentero artificio de un teatro sin estrenos,que eterniza en la memoria sufrimientos hecho y cosas,e imitando lo ocurrido, pajaro de alas abiertas la pagina de un libro que espanta con su luz el futuro sombrìo. Y entre lo que acontece y pudo haber acontecido, ¡que delgada frontera la pàgina de un libro¡

  7. Comentarios
    1
    Smiile99

    06-04-2011 | 03:59:35 h.

    Smiile99

    me encantas kempis es la mejor poesía que he escuchado hee? me encanta y necesito hacer un trabajo para la universidad y creo que voi a escoger esa o la de Juan Ramón Jiménez. Me alegro de que halla algo que merezca la pena en esta vida que kempis me a puesto enferma.....

Deja tu comentario

Normas de uso

Aviso legal

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Subido el 23/04/2010 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionadosArtículos relacionados

Videos relacionadosVideos relacionados



Compra en la Practicotienda de Practicopedia.com

Actualidad en Practicopedia.com

Descarga gratis Practicopedia.com para el iPhone